Tras el temporal de los días 3 y 4 de diciembre, ahora es momento de hacer balance. Durante esos dos días, se registraron las peores lluvias en la provincia desde 2012, con más de 250 litros de lluvia caídos en Los Naranjos Golf. Estas fuertes lluvias causaron multitud de problemas en el campo, razón por la cual el club decidió cerrar las instalaciones.

Tras una primera valoración del campo, se pudieron comprobar daños en la mayoría de los bunkers, árboles caídos y greenes bastante afectados. Todo ello debido a la presión que el agua ejerció sobre el propio sistema de drenado y desbordamiento del lago del hoyo 15 y arroyos de la zona.

A causa de tanta humedad en el campo, era casi imposible acceder al mismo con la maquinaria, ya que hubiera causado más destrozos. Además, se perdieron tres de los puentes, haciendo más difícil aún el trabajo de recuperación.

Durante toda la semana pasada, el equipo de mantenimiento ha trabajado en la limpieza de caminos, retirada de ramas, raíces de árboles, hojas de palmeras, barro y piedras que el río arrastró a su paso por el campo.

Además, se han estado cortando greenes y calles de la segunda vuelta, a excepción de la calle del hoyo 14, todavía muy mojada e imposible de acceder con la maquinaria. Una vez hayamos finalizado, se procederá a la reparación de los puentes para facilitar el acceso a los hoyos 3, 4, 5 y 6. Al mismo tiempo, se repararán los bunkers afectados.

Todos nuestros esfuerzos y dedicación diaria están enfocados al 100% en la re-apertura del campo, para que todos puedan volver a disfrutar del golf en Los Naranjos GC.