Hábitos que todo golfista debiera desarrollar

17/07/2019 | Sin comentarios

Para empezar, jugar al golf está muy relacionado con la mentalidad y la rutina como cualquier otra cosa. Unos hábitos correctos pueden llevarte a producir mejores rendimientos en el campo, pero ¿Cuáles son los que todo golfista debe desarrollar?

Quizás lo primero que debamos desarrollar para comenzar a jugar al golf es el aspecto mental

Es martes por la mañana en Marbella; el clima es genial y estás en Los Naranjos GC. Quizás las cosas no vayan de la manera que quieres y sabes que puedes jugar mejor. Sin embargo, es un martes por la mañana y estás jugando al golf en condiciones maravillosas.

Debes estar agradecido por el simple hecho de tener tiempo, dinero y salud para jugar al golf. Por ese motivo practicar golf es un gran hábito. Si consigues permanecer todo el tiempo pensando en positivo, esto cambiará tu perspectiva sobre el juego. Además, disfrutarás más y esto puede llevarte a jugar mejor al golf cada día.

Usar tu tiempo de práctica de manera efectiva es un hábito fantástico para que lo desarrolles.

En lugar de llegar al campo de prácticas y golpear algunas bolas con el driver, establece primero unas pautas. Podrías crear una rutina diferente cada vez que vayas al campo de prácticas y entrenar distintos tipos de juego.

En realidad, hacer un uso completo de tu tiempo de práctica es un buen hábito que todo golfista debe desarrollar. Tanto como si eres principiante o llevas jugando durante años, las sesiones de prácticas personalizadas siempre te ayudarán.

Por ejemplo, tener una rutina justo antes de golpear la bola definitivamente hará que tu juego mejore. Hoy en día tener esta rutina es un hábito que la mayoría de los mejores golfistas profesionales poseen. No importa la rutina que sea, siempre y cuando te sientas cómodo y te permita golpear la bola de manera fácil y sencilla. Sabrás cuándo tienes una buena rutina antes del golpeo porque te sentirás bien cada vez que lo hagas.

De hecho, una rutina previa al golpe es como un hábito propio y cada golfista debería tener uno.

Los mejores jugadores tienen la capacidad de permanecer en el presente, independientemente de lo que suceda en el campo de golf.

¿Cuántas veces has permitido que un mal golpe permanezca en tu mente? Puede arruinarte la partida por lo que un buen hábito a desarrollar es permanecer en el presente.

No pienses en el último golpe que jugaste, tu puntuación o lo que otros jugadores puedan estar pensando. Céntrate en tu siguiente golpe y en lo que estás tratando de lograr. Así que lleva a cabo el proceso, juega tu golpe y disfruta de la caminata hacia tu bola.
Si puedes adquirir el hábito de quedarte en el presente, te ayudará enormemente en tu juego.

Finalmente, intenta adquirir el hábito de administrar tus expectativas.

Si juegas en un día lluvioso y con viento, no esperes obtener la misma puntuación que en un día soleado y tranquilo. Sólo terminarás decepcionándote a ti mismo. Adquiere el hábito de gestionar las expectativas y no te sentirás decepcionado al final de cada partida.